¡Escriba aquí para obtener resultados de búsqueda!

El día que El Chapito rompió el silencio y habló de Caro Quintero

En marzo de 2018, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, considerado por el ejército mexicano como el más probable heredero de Joaquín “El Chapo” Guzmán, decidió romper el silencio a través de una entrevista que concedió al periodista Ernesto Rodríguez Amari para la revista Knack de Bélgica.


  Por: Fernando López  


Quién es “El Chapito” que está al frente del Cártel de Sinaloa según la Sedena

Documentos filtrados de la Sedena revelaron la existencia de un integrante del Cártel de Sinaloa inflitrado en las filas de la policía local que trabaja para uno de los hijos de “El Chapo” Guzmán

Una de las revelaciones que más llamó la atención fue cuando el entrevistador le preguntó al hijo de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera y Alejandrina María Salazar Hernández si eran ciertos los rumores de que —en aquel entonces— había una guerra en curso entre el Cártel de Sinaloa y Rafael Caro Quintero, “El Narco de Narcos”.

Caro Quintero, según algunas versiones, formó en 2018 el Cártel de Caborca y desde ahí le declaró la guerra al Cártel de Sinaloa y los hijos del Chapo (Iván, Jesús Alfredo, Joaquín y Ovidio), herederos de la organización delictiva junto a Ismael “El Mayo” Zambada, luego de que supuestamente ellos le prohibieran volver “al negocio”.

El viejo líder criminal, sin embargo, se había opuesto a la determinación de “Los Chapitos” y trató de retomar su papel como un importante capo de la droga iniciando una batalla contra “Los Salazar”, brazo armado del Cártel de Sinaloa, por el control del estado de Sonora.

El fiscal Ricardo Iván Carpio Sánchez confirmó que la orden de asesinar al fotoperiodista surgió de una suposición errónea por parte de "El Cabo 20". (Foto: Especial)

Los Chapitos serían los responsables del ataque a policías en Mexicali, según fiscal

De acuerdo con Iván Carpio Sánchez, la organización criminal habría participado en más de un ataque armado

El “Narco de Narcos” había pasado más de 28 años en la cárcel, pero salió libre en 2013 debido a un error procesal y aprovechó la oportunidad para escabullirse casi una década y tratar de retomar el control del tráfico de drogas en el norponiente de México, según distintas versiones de autoridades mexicanas y estadounidenses.

Los reportes indicaron que una vez liberado, el viejo campo también conocido como “El Príncipe” llegó a tener reuniones con Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien de forma “amistosa” le recomendó no tratar de volver porque el liderazgo ya no le correspondía, mientras que Ismael “El Mayo” Zambada supuestamente le ofreció protección en un pueblo serrano remoto para vivir tranquilamente su retiro.

A través de diferentes figuras y formas los diversos grupos criminales suelen crear una identidad para mostrar su fuerza

Los símbolos del narco: cómo el crimen organizado usa las imágenes para sembrar terror

El narcotráfico ha irrumpido en muchos aspectos de la vida cotidiana, a través de diversos narcomensajes, videos y acciones violentas, los criminales son más que un grupo de hombres violentos que venden droga, Infobae México consultó a un especialista en símbolos para entender las imágenes del narco

Los planes para dominar el mercado

Sin embargo, la alianza duró poco porque el viejo capo consideró que por derecho de antigüedad podía regresar al mundo criminal sin pedirle permiso a quienes en otra época, cuando él era una figura central del extinto Cártel de Guadalajara y uno de los narcos más poderosos en la década de los ochenta, estaban varios escalafones debajo de él.

El plan era tomar el estado de Sonora y luego el Triángulo Dorado (la región que une a Sinaloa, Durango y Chihuahua) a través de alianzas con familiares de Caro Quintero que ya estaban adentrados en el negocio y con otros grupos de sicarios aliados al extinto Cártel de Juárez como “La Línea”.

Aquello provocó un derramamiento de sangre en plazas estratégicas de Sonora, Sinaloa y Baja California. Las disputas por el territorio fueron una especie de declaración de guerra abierta entre la estirpe de Guzmán Loera y el viejo “Don Rafa”.

Pero a pesar de las determinaciones del capo, Quintero no pudo recuperar el poder que ostentó en el pasado y su carrera delictiva llegó a su culmen el pasado 15 de julio, cuando fue recapturado en el poblado de San Simón, en el muncipio sinaloense de Choix.

Iván Archivaldo, pese a todos los rumores que lo vinculaban con la guerra en contra de Caro Quintero, le respondió al periodista Rodríguez Amari de un modo esquivo, pero revelador al mismo tiempo.

“No conozco a ese hombre. Nunca lo he visto en carne y hueso. Se habla mucho de él, pero no tengo ganas de hablar de eso porque nunca lo conocí”.